“Ser Nacionalista”, por Alejandro Biondini

Compartimos un fragmento del editorial titulado “Ser Nacionalista” que nuestro Conductor Nacional, Alejandro Carlos Biondini, brindó desde el programa radial “Alerta Nacional” el 30 de septiembre de 2008. Estas palabras, de alto valor doctrinario, definen con absoluta claridad qué es ser Nacionalista para nuestro Partido Bandera Vecinal:

Biondini hablando en el Hotel Castelar“Los Nacionalistas somos aquellos ciudadanos, aquellos nacionales, que llevamos nuestro amor por la Patria al grado de mística, doctrina, compromiso, lucha y militancia. Los Nacionalistas somos la fuerza motriz y en determinados casos decisivos incluso hasta la última línea de defensa, el último batallón de la comunidad de los nacionales, en otras palabras, de la Nación misma.”

“En los que siguen las ideolologías o ideologismos habituales del sistema, las preguntas o preocupaciones recurrentes suelen ser: “¿qué beneficios obtengo del poder?” o “¿cuándo llegaré al poder?” o “¿qué obtendré al llegar?”. En el caso del verdadero Nacionalista, la pregunta o preocupación diaria en cambio es: ¿qué hice ayer, qué estoy haciendo hoy, y qué hare mañana por el bien de mi Patria? Porque desde el fondo de nuestra historia, por el Nacionalismo  pasa el meridiano de la lucha de la Patria contra la antipatria.”

“El Nacionalismo es el antídoto frente a las falacias imperialistas y globalizantes. El Nacionalismo es la autentica doctrina libertaria para este siglo XXI, es el camino hacia nuestra Libertad nacional e individual, es el camino hacia la Revolución integral. “

“De allí que frente al planteo de qué es ser Nacionalista respondemos: Ser nacionalista es creer en Dios, es honrar a la Patria. Ser nacionalista es amar y ser miembro del Pueblo. Ser nacionalista es defender el trabajo y repudiar la explotación y la usura. Ser nacionalista es sostener los valores de la Familia y del Orden Natural. Ser Nacionalista es luchar por la vida, contra el aborto y garantizando a cada argentino sus Derechos Humanos desde el mismo momento de su concepción. Ser Nacionalista es practicar las virtudes de la humildad, del servicio y del amor al prójimo. Ser Nacionalista es, fundamentalmente, cumplir todos los días con la obligación de dar el ejemplo.” (Alejandro Carlos Biondini)

Secretaría de Prensa
Partido Bandera Vecinal
http://www.banderavecinal.org
Buenos Aires, 26 de enero de 2014

“Nada que festejar: 30 años de falsa democracia”, por Alejandro Biondini

Buenos Aires, 10 de diciembre de 2013

Comunicado de Prensa

NADA QUE FESTEJAR:
30 AÑOS DE FALSA DEMOCRACIA

Por Alejandro Carlos Biondini

Con un país incendiado y en caos, con numerosos muertos, centenares de heridos y con nuestra sociedad sumergida en la absoluta falta de autoridad que nace de la total ausencia de justicia, con ese panorama desolador, este gobierno autista hace sonar sus rídiculas matracas, fuegos de artificio y serpentinas para “festejar 30 años de democracia”.

Pero digamos también que esta desconexión con la realidad no es patrimonio exclusivo del kirchnerismo. Desde 1983 a la fecha hemos tenido una ficción de democracia, jamás una Democracia verdadera. Hemos tenido un esperpento de república, una republiqueta, jamás una República en serio. Si por definición la Democracia es “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, la pregunta cae de maduro: ¿ha existido alguna vez ese tipo de gobierno a lo largo de estas tres décadas?… Evidentemente no, por eso padecemos esta tremenda crisis de autoridad y de representación.

Lo que ciertamente nos han traído a lo largo de estos 30 años los politiqueros del sistema, ha sido una Argentina inerme y empobrecida, azotada por la corrupción y el delito en todas sus formas. Una Argentina donde sus propios ciudadanos parecen pertenecer a una categoría de cuarta, mientras deben tolerar en silencio la impunidad y los privilegios que se les otorgan a millones de extranjeros. Una Argentina donde los poderes oficiales premian y subsidian a ex terroristas y encumbrados asesinos, mientras son marginados sus Veteranos de Guerra y encarcelados quienes defendieron nuestro suelo de la antipatria.

La Democracia con mayúsculas es mucho más que poner un papelito en una urna cada dos años, la Democracia debe ser servir para garantizar y sostener los Derechos fundamentales de las personas. En estos 30 años, reitero, no hemos tenido ni Democracia ni República, lo único que hemos tenido y seguimos teniendo son cabecillas y bandas de sinvergüenzas burlándose de la voluntad popular, enriqueciéndose a costa de la desgracia de la ciudadanía.

Pero no todo está perdido. Templemos nuestra voluntad y nuestros espíritus para afrontar el presente, pero preparémosnos para construir el futuro. Si queremos conquistar una auténtica República con una Democracia plena, debemos apartarnos como peste de esta maldita y camaleónica clase dirigente, la misma que nos llevó en sus distintos gobiernos al actual estado de cosas. Recordemos que la hora más oscura de la noche es la que anuncia el amanecer. Porque en el fondo de este abismo, de esta caja de Pandora que se abre como profunda y sangrante herida sobre nuestro país, sigue resplandeciendo intacta la Esperanza.

Bajo la advocación de Dios y con la voluntad soberana de nuestro Pueblo, los Patriotas debemos retomar el mando de nuestro propio Destino. Imbuídos con el fervor de los Héroes y el mandato de los Mártires. Para traer a nuestra tierra el Orden, la Paz y la Justicia que se necesitan. Para derrotar y juzgar definitivamente a quienes, desde hace 30 años, vienen traicionando sus deberes de funcionarios públicos y la buena fe de todos los Argentinos.

Alejandro Carlos Biondini
Presidente de la Junta Nacional
del Partido Bandera Vecinal

Sede Central
Avenida Rivadavia 8811
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Telefono: (011) 2063-6395
Correo: banderavecinal@gmail.com

“Ley de Medios: Dos demonios reales”, comunicado de Alejandro Biondini

Comunicado de Prensa

LEY DE MEDIOS: DOS DEMONIOS REALES

Esta mañana la Corte Suprema de Justicia emitió una sentencia mediante la cual resolvió que los cuatro artículos más cuestionados de la llamada Ley de Medios son constitucionales y por lo tanto deben ser aplicados.

Ahora bien, ¿cuál es el verdadero alcance y significado de esta sentencia, en el marco de una Argentina cuasi-acéfala, con una presidente ausente y un vicepresidente con más de 50 causas judiciales por corrupción? El conflicto derivado de la Ley de Medios enfrentó a dos verdaderos males o “demonios”: el kirchnerismo por un lado, con su corte de funcionarios corruptos y de periodistas a sueldo, y el Grupo Clarín por el otro, un monopolio que desde hace décadas está al servicio de la desinformación y de las corporaciones transnacionales. El gobierno nacional no elaboró esta norma para favorecer la democratización de los medios de comunicación, como pretende afirmar, sino que la sancionó para crear sus propios monopolios e instaurar una suerte de gigantesco “diario de Yrigoyen”, donde únicamente se relaten las noticias que le convienen al régimen. El Grupo Clarín, por su parte, tampoco trabaja por la libertad de expresión y de opinión, términos que su política editorial desconoce en los hechos, sino que brega por no perder sus privilegios económicos.

Por todo esto, el verdadero alcance de la Ley de Medios, lamentablemente, va a ser muy limitado. Se habla de combatir monopolios, pero bajo este mismo gobierno se han construído otros “Clarines”, como el grupo manejado por Sergio Szpolzki, quien en los ’90 estuvo involucrado en estafas bancarias desde su puesto de tesorero de la AMIA y que ahora se recicló como “empresario de medios”; el grupo Vila-Manzano; o el multimedio controlado por Cristóbal López, por citar sólo tres casos conocidos. Sería interesante, por ejemplo, que se indague de dónde salen los fondos de cada uno de esos poderes mediáticos. ¿Cómo hace el diario “El Argentino” para imprimir 150 mil ejemplares por día, tener una amplia red de distribución gratuita y sobrevivir con unas pocas publicidades minúsculas? Resulta sospechoso, máxime cuando su dueño es el mismo Szpolsky que fue echado por un tribunal de ética de su propia comunidad. La conclusión es que la Ley de Medios no vino a cambiar nada, sino que sólo introdujo algunos jugadores más para que el kirchnerismo pueda seguir haciendo negociados.

La acción de Ricardo Lorenzetti, actual presidente de la Corte y uno de los funcionarios que está en la línea directa de sucesión presidencial, no deja de ser una jugada política significativa. Mientras vino demorando hasta hoy la sentencia para que Clarín tuviese el tiempo suficiente para preparar su estrategia y hacer una desinversión fraudulenta que le permitiese disfrazar su monopolio a través de grupos más pequeños controlados por testaferros, paralelamente, le dio al gobierno y sus seguidores un poco de oxígeno después de la durísima derrota electoral que sufrieron el último domingo. Es decir, Lorenzetti quedó bien con ambos “demonios”. Hay que tener en cuenta este hecho, más aún cuando son crecientes los rumores sobre la posibilidad de que Cristina Kirchner no pueda asumir nuevamente el poder, y sabiendo que ni Amado Boudou ni Beatriz Rojkés de Alperovich están en condiciones de afrontar dos años de mandato, ya que el Pueblo no toleraría en ese lapso a ninguno de estos personajes siniestros. Con este panorama, y descartadas figuras menores como Julián Domínguez, Lorenzetti se proyectaría como un sucesor viable de la presidente, ordenador del tiempo de transición y tal vez con un escenario de elecciones anticipadas, con el apoyo del oficialismo y de Clarín.

Desde el Nacionalismo planteamos la lucha por la verdadera Libertad de Opinión, donde no haya espacios para más monopolios de ninguna ìndole: ni estatales ni privados. Queremos medios realmente libres e independientes. Hoy son miles los periodistas que están sometidos a estos dos “demonios”, y que no pueden plantear sus auténticas ideas por temor a perder el trabajo y no conseguir otro. Hay cientos de pequeñas radios y canales de televisión en todo el territorio nacional que sirven a sus comunidades y que se ven ahogados económicamente por los poderes de turno.

Ésta es la realidad que la Ley de Medios no resuelve, porque ni al kirchnerismo ni a Clarín les importa garantizar ningún derecho ni proteger libertad alguna. Los dos bandos quieren el control total, y el control total significa el silenciamiento de aquellos que no están alineados al sistema imperante, que están hartos de este cambalache de mentiras, decadencia y corrupción. Sólo un gobierno Patriota y con una visión Federal puede cambiar esta situación, mientras tanto, esta farsa continuará.

Buenos Aires, 29 de octubre de 2013.

Alejandro Carlos Biondini
Partido Bandera Vecinal

Correo: banderavecinal@gmail.com
Tel. Prensa: 15-5803-2555
Web: www.biondini2013.org

Sede: Av. Rivadavia 8811 (Casa Patria)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel.: (011) 2063-6395

Periódico Crónica y Análisis » “No se respeta la vida de nuestros ciudadanos – Por Alejandro Carlos Biondini”

PERIÓDICO CRÓNICA Y ANÁLISIS
“No se respeta la vida de nuestros ciudadanos – Por Alejandro Carlos Biondini”

Difundimos el enlace a la nota de Biondini publicada hoy por el periódico “Crónica y Análisis”.

http://www.cronicayanalisis.com.ar/otrasvoces.asp#6313

Secretaría de Prensa
Partido Bandera Vecinal
banderavecinal@gmail.com
http://www.biondini2013.org

Propuestas de Bandera Vecinal: “Seguridad”

Frente al flagelo de la delincuencia que asola a la Ciudad, conocé las propuestas del Nacionalismo para el área de Seguridad:

SEGURIDAD
Bandera Vecinal impulsa el urgente desmantelamiento de las redes de narcotráfico, trata de personas, usurpaciones y hechos delictivos de la más diversa índole que operan en nuestra Ciudad. Pero considera que el primer paso para combatir a la delincuencia de raíz es terminar con las mafias que se han enquistado en el propio seno del Estado, pues detrás de la
red del delito existe, en muchísimos casos, la cómplice inoperancia y hasta a veces la directa asociación de prominentes factores políticos.

Bandera Vecinal propone, en tal sentido, elevar al máximo las penas para los delitos de corrupción por parte de los funcionarios públicos. El incumplimiento del deber de cualquier funcionario público debe ser castigado con el máximo rigor, y en los primeros niveles de responsabilidad debería ser equivalente al delito de traición a la Patria.

Bandera Vecinal impulsa, además, la urgente modificación del Código Contravencional de la Ciudad, a fin de establecer penas más duras para las faltas en la vía pública, delimitar con claridad las facultades de la Policía Metropolitana, y erradicar la prostitución y el tráfico de drogas de las calles.

Bandera Vecinal propone que el Defensor del Pueblo sea elegido directamente por el voto de los ciudadanos y no por la Legislatura.

Este 27 de Octubre votá Patriotas en serio, votá al Nacionalismo, votá Biondini Legislador – Partido Bandera Vecinal, Lista 902.

Secretaría de Prensa
Partido Bandera Vecinal
banderavecinal@gmail.com
http://www.biondini2013.org